Evolución del sector de la construcción

El sector de la construcción está alcanzando niveles prepandemia, en los que se ha recuperado el impulso en construcción de 2019, después de verse frenados en seco por la crisis sanitaria de la COVID-19. Se espera que en 2022 el sector se incremente en un 16% y para el 2023 se prevé que aumente un 2% la inversión realizada en 2022, hasta un 18%. El sector ha tenido que modernizarse y adaptarse a los nuevos tiempos, más aún después de la pandemia, puesto que se trata de uno de los principales motores del país, y supone el 13% del PIB español.

La promoción de obra nueva para viviendas privadas está liderando el sector de la construcción con un aumento por encima del 50%, aunque también se prevé que aumenten los de edificación no residencial y obra civil, aunque estos últimos están sufriendo cancelaciones y retrasos por la subida de los precios de las materias primas para la construcción y por tanto las nuevas licitaciones no están teniendo licitadores. El sector se encuentra en un buen momento, salvando algunos problemas de ajuste sufridos por culpa de la pandemia, tanto en la demanda de materias primas como en la falta de mano de obra, pero estos problemas se prevén que se acaben estabilizando a lo largo de este año 2022.

Los proyectos de edificación residencial están sosteniendo la actividad del mercado y se esperan que aumenten aún más debido a las ayudas de la UE, esto puede suponer una recarga del sector por los altos precios de materiales. Este año se espera que suban hasta un 8% y la escasez de mano de obra, provocaría un aumento de costes de hasta el 6%, ya que el sector sólo generará 100.000 puestos de empleo de los más de 700.000 que se prevén que el sector va a necesitar, ya no solo albañiles sino también gruistas, ingenieros, capataces o jefes de obra.

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar